domingo, 17 de diciembre de 2017

El concursante de la camiseta del Capitán América.






Hace unos días vi una imagen de un concursante de un programa de televisión pulular por las redes sociales con encabezados como "si buscas la palabra tonto en el diccionario sale este tío", o "postureo", y otras calificaciones más duras. La gracia de la imagen era que el concursante llevaba una camiseta del Capitán América y una de las preguntas, que como ya sabéis falló, aludía directamente al cargo de dicho capitán dentro de Los Vengadores. Ese fallo ha supuesto el cachondeo, la mofa y el pitorreo de decenas de grupos de facebook, el análisis de las conductas filosófico/comerciales de llevar camisetas de superhéroes si no eres fan de ellos, y el mismo pitorreo en redes más agresivas como Twitter.

Esa imagen y las consecuentes burlas de aficionados (muchos, muchísimos), me ha llevado a pensar que el fandom, el frikismo, el nerd, el geek, o como quiera etiquetarse, no tiene más relevancia moral que un club de fútbol, una banda de moteros o una agrupación belenista. Ese friki que se parte la camiseta con la portada del número 143 de Uncanny X-Men si alguien se mete con su afición; ese friki que exige el respeto de la sociedad y la normalización de sus aficiones, puede convertirse en un matón más: un tipo que se ríe a carcajadas de un chaval que no conoce de nada pero que se merece su carcajada porque ha osado elegir una vestimenta que no es la adecuada.

¡Postureo! Dicen algunos. Sería postureo si ese concursante antes de fallar la pregunta hubiera dicho que era aficionado a los cómics, que era un miembro del grupo... pero no, no dijo nada de eso. Su pecado mortal es haber ido al Primark, haber visto una camiseta con un logo guay y elegir esa prenda para ir a un concurso de la tele de marcado tono informal.

El friki pide que se le respete, que nadie se meta con él. Está legitimado por la actualidad, por el éxito de Marvel/Disney en el cine, por discursos de Will Weathon diciendo que bastante sufrimos en el cole, que ahora dominamos el mundo, que estamos por encima porque somos los hijos de la cultura pop. Y una mierda.

El aficionado a los superhéroes, a Star Wars o a lo que sea, puede ser tan hijo de perra como cualquiera. Y se demuestra con estas actitudes. Con esas antorchas y esos insultos que se dicen desde el parapeto del móvil. Respecto cero por parte de miembros del fandom que exigen carnets de friki como quien pide una vida laboral.

Recuerdo hace años, en las extintas jornadas del Cómic de Sevilla, una anécdota que hizo darme cuenta de que el clasismo impersa sobre todo en las gilipolleces. Estaba allí a lo mío con una camiseta roja con el símbolo de Flash. Tuve esa camiseta varios años, me la hizo un amigo, y me molaba llevarla. Pues resulta que hablando con otro aficionado, éste colocó la punta de su índice sobre el logo de Flash y dijo algo como esto: "¿Ves? Cualquiera puede llevar una camiseta como ésta y llamarse friki. La verdadera es la camiseta con un mensaje que no entienda la gente "normal". Esta no vale."

Nos merecemos todo el desprecio de la gente "normal" con cosas como el pecado mortal del "tonto" que cometió la desfachatez de ponerse una camiseta de una tribu que no le pertenecía. Somos manada.

5 comentarios:

  1. Cada vez con más frecuencia se marca ud otra de esas reflexiones en las que poco queda que añadir. Este es el mundo que hemos construído.
    Una vez más, gran reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente un post más o menos chorra, que gustará más o menos.

      Eliminar
  2. Los aficionados "frikis" nos estamos volviendo gilipollas... aun recuerdo de chaval ir a Norma comics y pedir un ejemplar de el caballero oscuro..y el dependiente un hombre ya curtido en infinidad de pajas mentales y no mentales, me miro de soslayo y me dijo... no tienes ni puta idea este tomo esta descatalogado hace 2 años... me supo fatal!!! Pues creia en la comprension de la gente friki que tabto tiempo fueron tomados como los raritos tontacos... ese dia aprendi una buena lección y gracias a Dios no llegue a las manos... pero con ganas me quede.. conclusion despues de la chapa (disculpame).. ES SOLO DIVERSION COJONES!!!!!..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos personas y ya está. Me molesta mucho el tema de la dignificación elitista del friki, cuando no es más ni menos como cualquier hijo de vecino.

      Eliminar
    2. Te encontraste con el Guardíán del Grial, el Mantenedor de la Sabiduría Ancestral, el Sabio que protege los Secretos de un mundo ya olvidado....
      Vamos que te encontraste con un IMBÉCIL xD

      Eliminar